Advento está involucrado en el proceso de formar una experiencia física y tangible en un espacio determinado, donde la arquitectura y el interiorismo son la clave para formar una experiencia memorable. El proceso de trabajo consiste en el diseño, planificación y distribución de elementos interiores con el fin de crear espacios estéticamente funcionales para el desarrollo de las actividades de los usuarios. Se conjugan en el contexto arquitectónico los elementos interiores, el ambiente, las intenciones, percepciones y usos del cliente en dicho espacio. La aplicación de la psicología del color puede resultar de gran importancia de un interior, donde se requiera utilizarlo de manera intencional para crear un entorno determinado. El Diseño destaca y agrega valor.